Pincha +1 si te gusta el blog... ;-))

martes, 13 de julio de 2010

Para hacerse el harakiri...

Que te lleves a los niños al restaurante chino de tu barrio y, por la vorágine de hambre desmedida que te acompaña en estos días de “operación bikini”, sumada a la connivencia de tu “santo”, que en estas cosas siempre hace equipo contigo, le sueltes a la china perpleja: “ponme lo que sobra para el perro, por favor” a la vez que los niños, locos de alegría, se ponen a gritar a mil decibelios: ¡¡¡Bieeeennnnn, mamá por fin nos va a comprar un perritoooo!!!

Que vayas toda tiesa por la terminal 4 de Barajas, con tu carrito de Louis Vuitton a juego con tus cuñas de esparto y, en un momento tonto de despiste, cuando sabes que todos te miran con envidia, no te des cuenta que la cinta transportadora ha llegado a su fin y tus cuñas salten libres al viento, pasando por delante de tu cara y dejándote las bragas al aire porque las piernas se han puesto en modo “cucaracha” subiendo el Tourmalet pero a la inversa.

Que acudas a un bodorrio de postín con toda tu parafernalia, incluyendo bisutería a juego con abanico y, llegado el momento-cumbre en el que hay que jugársela y utilizar tu mejor arsenal para posar junto a los amigos y que se note dónde está el nivel-Maribel, te dejes la punta de los zapatos en el trípode del fotógrafo y aterrices con el morro a los pies de la cuadrilla, que rompe en vítores y aplausos e insiste en que esa “es la mejor foto y no se repite porque es insuperable”. Ya te digo, porque queda fetén salir con el tanga al aire (a juego con la pamela, casi nada), con la nariz sangrando a chorros por ambos orificios y el labio partido por tres sitios.

Que vayas al baño del bar y, al salir, todo el mundo se gire y te señale sin que tu mente abotargada comprenda nada. Pero ahí tienes a tu Paqui, que te mira como diciendo “serás tontainas” y te grita por encima del volumen del bafle: ¡¡¡MÍRATE EL ZAPATOOOOOO!!! Para caer en la cuenta de que llevas 25 metros de papel higiénico pegado a la suela, como si fueras la novia llegando al altar, pero con la diferencia de que tu “cola” lleva lamparones de algo parecido a nocilla (ejem) y no hay forma de despegarla con el otro pie.

Que tus hijos decidan ir al Burger King por el regalito que trae su menú infantil y tú le digas a la de la caja “y para mí un McPollo”. No, verá, señora, es que aquí no tenemos de eso. “Ah, pues una Big Mac”. Tampoco. “Póngame entonces un McRoyal”. Que no, señora. “¿Qué coño les queda entonces?”. Es que esto no es un McDonalds, sino un Burger King… perfecto, ya he vuelto a hacer el oligofrénico y sin cobrar por ello. Soy la diversión de todos los saraos.

Que te pongas las extensiones último modelo que anuncian todas las actrices de Hollywood, (pagando un carajal porque son de pelo natural y no el pelo de muñeca que se gastan en las pelus de barrio) y que, llegada la conga, la vecina de tu prima se las lleve entre los dedos y no te las devuelva porque se ha percatado que le van perfectas con sus mechas a tres tonos y que “el que se la encuentra, se la queda”. Liarte a continuación a leches con la susodicha, canturreándole en la oreja lo de “te voy a dar unas hostias que no te las va a quitar ni Santa Rita”, mientras el cura intenta mediar en el jaleo, llevándose las idems puestas de regalo.

O que te pongas a hacer el “soy el Rey del mundo”, al más puro estilo Titanic, y la salada de tu prima te retrate y lo publique (y etiquete) en el Facebook porque le parece que la broma “está muy bien traída”. A la mierda tu cacareada operación bikini…

15 comentarios:

Janton dijo...

Ufff... Lo que me he llegado a reír...

Ahora, eso sí, luego me he imaginado protagonizando alguna de estas "graciosas" situaciones (o parecidas) y de pronto han dejado de tener tanta gracia...

Leia Organa dijo...

Espero que no sean todas tuyas... o si lo son al menos que sean muuuy muuuy espaciadas en el tiempo.... UF!

Sr Nocivo dijo...

Casi me da algo de la risa... aunque luego he pensado en las muchas veces que he hecho el imbécil gratis y sin proponermelo y se me ha pasado al risa...

Anónimo dijo...

ostras, estás más gorda de lo que yo pensaba...save the whale¡¡¡¡

Esthertxu dijo...

Janton: sí, se te corta el rollo rapidito si te imaginas en cualquiera de estas situaciones, eh?

Leia Organa: no, no son todas mías, pero podrían serlo perfectamente!

Sr.Nocivo: yo también he hecho el imbécil gratis. Para la próxima, que contraten a los payasos, que yo ya he dicho que se acabó lo de entretener al personal...

Anónimo: y si supieras que encima es mi mejor lado...

Un abrazo colectivo!

La Perfida Canalla dijo...

Animo chata!!!!A mi casi no me quedan piños!!! jejeje

Esthertxu dijo...

La pérfida canalla: jajaja pobre... pues yo estoy casi igual, de las leches que me meto. Voy a tener que empezar a ahorrar pa la dentadura postiza, a este paso...

gracias por pasarte!

Tom dijo...

Todo un resumen! jajajaja

Esthertxu dijo...

Tom: por decir algo, hijo, por decir algo...
Y que a nadie más le pase... (bueno, a unos pocos namás...)

Ícaro dijo...

Jajaja, me ha encantado el del burguer king, creo que a mí también me ha pasado alguna vez.

Besos

Jauroles dijo...

Vaya ocurrencias tienes! Jejeje, tu escribe que yo me parto.

Besos.

La gata dijo...

JAjajjajajaj!!!!! Todo eso no tiene precio... para todo lo demás,... ya sabes!!Ayssss, he estado unos dáis missing y ya echaba de menos tu humor. Llevo retraso con tus entradas pero ya me iré poniendo al día.

Un beso!! Y por cierto,enhorabuena por el Premio Blog del Día. Yo también envié el mío... pero de momento, ná de ná. Aún necesito mejorar, jjaajjaaj!

Lakacerola dijo...

Jajajajaja...¡qué jartá de reír!

Anónimo dijo...

Supongo que mejor tu marido encima, no??? Lo digo por sus lumbares más que nada...

Gabiprog dijo...

Jejeje
Que sería la vida sin estos harakiris!

:D

Quizá también te interese...

Related Posts with Thumbnails