Pincha +1 si te gusta el blog... ;-))

viernes, 23 de abril de 2010

¡Pero si no sé ni dónde está!

Cuando tenía 23 años (angelito, quién los pillara) mi padre me regaló un utilitario de 3ª mano que vendía un colega por un módico precio. El cochecillo, aparentemente bien conservado, perdía más aceite que la furgoneta de los Locomía. Pero yo iba tan contenta, con un par de bidones de lubricante Selenia en el maletero, por aquello de ser previsora y evitarme disgustos.

Un buen día, accediendo a un parking público, en el sótano -5 (no lo olvidaré en la vida, era como bajar a los infiernos) aquello empezó a echar humo. La columna que se elevaba sobre el motor alcanzaba fácilmente los 3 metros. Yo no entendía nada. A mi coche lo tenía yo en palmitas, con su depósito a tope y el aceite controlado, así que no había razón para semejante comportamiento caprichoso.

Llamé a la grúa, que tardó unas 3 horas en llegar, otras 2 en acceder al sótano -5 y una más para sacar a mi buga de esa vorágine de humo y vapor en la que se encontraba. A los pocos días, me llama el del taller:

-¿Oiga, joven?
- Dígame… me llama por lo del coche, ¿verdad?
- Sí… es usted la del Fiat Tipo, ¿no?
- La misma. Dígame qué tal…
- Pues… esto es peor de lo que parecía, ya se lo adelanto.
- ¿Peor? ¿Peor que qué???
- Pues que parece que la cosa viene de la junta de la culata.
- ¿La junta de quién???
- La junta de la culata. Vamos, que voy a tener que desmontar todo el bloque de motor para cambiarla y eso van a ser unas… 60.000 pelillas del ala, más mano de obra, claro…
- (Hiperventilando) ¿Se-sen-ta-millllllllll??? ¿Habla usted en pesetas?
- En perras gordas, no te jode….
- Pero… ¿no se puede parchear la junta esa? ¿Cambiarla por otra pieza? ¿Quitarla y a ver si no se nota? ¿Nadaaaaa???? ¿Tan importante es? ¿Tanto tantoooo???
- Verá, señora, sin junta de la culata, no hay motor, no sé si me explico…
- Pero si a mi coche no le falta de nada, ¿cómo me ha podido pasar esto a mí?
- Psssé, sabré yo….. ¿me aprueba el presupuesto o no me lo aprueba?
- Adelante, adelante, qué se le va a hacer, si no queda otra…


A mis tiernos 23 años, bastante tenía yo con saber dónde estaban el volante y el maletero. Tampoco es que ahora sepa mucho más, pero la vida me ha enseñado a leches, en lo que a mecánica se refiere. Cuando fui a contarle a mi padre que le tocaba patrocinar la avería del utilitario, montó en cólera.

-¡¡¡Te has cargado la junta de la culata!!!!,- fue su frase.
- A ver, papi, que YO no me la he cargado, que se ha roto solita.
- Te la has cargado, hija, no se hable más.
- Papá, que YO no he sido, a ver si te crees que le he dado con el mechero hasta que se ha quemado. ¡Si no sé ni dónde está! Se ha averiado ella solita, que estaría vieja o a saber…
- Hija, ¿has mirado alguna vez las agujitas esas que tienes sobre el volante?
- ¿La de la velocidad? ¿La del tanque de gasolina?. ¡Pues claro, quién te crees que soy!
- Y la de la temperatura, hija, la de la temperatura.
- ¿Temperatura? ¿Esa que siempre empieza a subir y se queda estancada en el 100 porque vino averiada de serie?
- Esa, hija, esa misma. Lo que te decía. El coche perdería agua y has quemado la junta de la culata. Tú solita. Y no hablemos más del asunto, que me ataco.
- Ah…. bueno, vale… pues llevaré también una garrafa de Font Vella en el maletero a partir de ahora…

Nunca más se habló del tema. Hasta hace poco, que volvió a salir en una conversación sobre “los tíos y los coches” y mi hermano lo sacó a la palestra, para deleite de la concurrencia. Qué salao es mi hermano…

10 comentarios:

Treintañera con hijo dijo...

Muy salao tu hermano. Yo tampoco se donde esta la junta de la culata, ni muchas otras cosas, aunque creo que hoy en día no se si lo saben ni los propios mecánicos, que cada vez que llevas el coche al taller le enchufan el ordenador y ya les dicen donde esta la avería, y de arreglar nada, quitan la pieza y ponen otra nueva. Así yo también. Bueno, que voy de tema.

Musaraña dijo...

¿Muy salao? Muy cabroncete... ¿Por que cuando nos pasa una de estas todo el mundo que habla parece un experto en la materia?

A lo mejor tu coche era un poco salidillo y se dio por la culata él mismo.. Cosas de la mecánica...

:P

Agatha dijo...

Si te sirve de consuelo (espero...) el primer día después de aprobar el carnet de conducir cogí el coche de mi abuelo. Mi madre se ofreció voluntaria a acompañarme, así que así nos ves a las dos nerviosas como flanes saliendo del garaje. Cuando llevabamos como media hora por ahí conduciendo una extraña nube blanca comenzó a divisarse por el retrovisor.... y un olor a quemado nos dejó sin aliento. El humo y el olor venían de atrás. Mi madre soltó algo así como "¿será el motor?" a lo que le histérica perdida le grité "¡¡¡Pero mamá si el motor está delante!!!" Y mi madre " Ay, es que antes algunos coche los llevaban detras". Yo: "¿Cuando? ¿En los locos años 20?"... En fin, lo que me pasó es que ATENCIÓN CHAN CHAN CHAN... estuve conduciendo todo el tiempo con el freno de mano PUESTO!!! No comment.

odalis dijo...

La junta de la culata??? eso que es?..
Yo...no he tenido mas q un coche en toda mi vida...era Un Subaru Legacy...mas monooo,ay que bonito...y que cabrito! ..pero me bastó para no querer volver a saber de ellos...una ves que pones un coche en tu vida,la has cagao...se acabó el dormir tranquila...cuando no es el radiador ( m'a encantao eso de Font Vella jajaja ) es el resperitrasquri ..y si no el fresnolanpis ..o el tusmachipis...
deja , deja...prefiero al independencia que te da el taxi!

Bárbara dijo...

De verdad que graciosos, son estos hermanos que Dios nos dió..., pero lo de la junta de culata es normal que no sepas donde está, yo creo que es una leyenda urbana, y en realidad no existe, solo vale, pa'sacar los cuartos, jejeje. Yo no tengo carnet, ni ganas de tenerlo, pero mi padre que es muy chulito siempre que se pone a despotricar de las mujeres al volante hay que recordarle, que gripó el motor de un opel kadet diesel, porque no se le ocurrió pensar que cuando la lucecita del aceite se encendía era precisamente porque no tenía aceite :D Así que cuando a tu hermanito le dé por sacar el temita de la junta de culata, saca tu algún temita de esos de los que nunca se habla, jajajaj que todos tenemos alguno :P

Martha dijo...

¡Mira que hermano más simpaticón!:P

Tengo un amigo que es mecánico y una vez que estábamos haciéndole una visita en el taller, vino alguien a preguntar qué tenía su coche. Y le contestó:

- Pues se le han roto la perca, la trócola y la junta la culata.

Imagínate la cara que puso el hombre! Jajajajaja! No se me olvidará nunca. El cliente empezó a hacerle preguntas a lo ametralladora, para saber cuánto le iba a costar todo aquello y, sobre todo, para saber qué narices era todo aquello. Al final, mi amigo le contestó:

- Que no hombre, que no, que sólo ha sido la junta de la culata!!

Y el hombre respiró tranquilo! Jajajajaja! Una buena técnica, eh! :P Juas!

Su dijo...

Fíjate, que tengo un post casi terminado que voy a titular "PELIGRO: Hombre al volante", jejejejeje... mira que nos machacan a las mujeres con lo del coche, eh!

Un beso!

Sí es lo que parece dijo...

Ufff, a mi eso de la culata siempre me ha sonado pero que muy mal y como tu, no tengo ni idea ni dónde está ni para qué sirve, sólo que más vale que reces porque al llevar al taller el coche ni te la nombren...y por cierto estoy contigo en lo de los hermanos, ahí, siempre dispuestos a hurgar en viejas heridas ;)

Esthertxu dijo...

Ya veo que no soy la única con problemas mecánicos... ni con un hermano "salao", eh?
Gracias a todos por los comentarios.
Un abrazo!

Elisabeth dijo...

La junta de la culata...????? y eso esta en el motor eh...??? Pues que bien, mucho gusto de conocerla...¡¡¡ A lo maximo que llego es a rellenar de agua el limpiaparabrisas y a echar gasolina....¡¡¡ y a mucha honra, que no quiero quitarle el trabajo a los pobres mecanicos, que se manchen las manos ellos, que yo llevo una manicura monisima....ja,ja,ja

Quizá también te interese...

Related Posts with Thumbnails