Pincha +1 si te gusta el blog... ;-))

domingo, 10 de julio de 2011

Tanto aire puro me asfixia...

Lo de Paqui y su “amigo” vigoréxico (de esto hablaré en otra ocasión, porque es una amistad la mar de curiosa) ya empieza a ser de traca.

No les vale con hacerse excursiones al monte fin de semana sí-fin de semana no, ni con apuntarse a un gimnasio los días impares del año (porque dicen que hay más de estos que de los pares), sino que tienen que ocupar las 24 horas del día con actividades lúdico-aeróbicas o de lo contrario, no sé, se deshidratan, se desesperan o se autodestruyen. Está por verse.

Nos vamos a una casita rural toda la cuadrilla con la sana idea de dedicar las horas que van del viernes al domingo al gratificante placer de beber y comer todo lo que se nos ponga por delante (aprovechando que íbamos sin niños y podíamos soltar obscenidades, tacos y cualquier juramento, sin tener que dar tres cuartos al pregonero) y van ellos y nos montan una tabla excel (de otro modo habría sido imposible encajar las actividades y los horarios sin insultarnos por el camino) en la que nos detallan, minuto a minuto, a qué vamos a dedicar el tiempo libre, como en la canción de Perales.

La lista que pegaron a la puerta del baño comenzaba más o menos como sigue, pero lo que aparece en rojo lo anoté por la noche, a escondidas, para ver si lo pillaban, se relajaban y nos dejaban a nuestro aire. Con escaso éxito por mi parte, todo hay que decirlo:

- Bicicleta: 40 kms por el monte. Dedicaremos los primeros minutos a calentar los gemelos y demás zonas “peliagudas“. A mí me va a faltar tiempo, ya lo aviso. Con unos minutos no me llega ni pa un diente. TODO mi cuerpo es peliagudo, mirad que os lo tengo dicho, que yo no lo caliento completo si no le dedico un mínimo de 3 días con sus noches. Y con sus vinitos y sus cervecitas, claro, que eso calienta un iceberg…
- Paradas durante la excursión para hacer estiramientos y algo de gimnasia sueca. Uy, no. A mí me tira más la rumana. La sueca no me va. Soy más de gimnasia pasiva, ya puestos a elegir…
- Trecking por la cima tras coronarla (falta por determinar el número de kilómetros de la pista a escoger: 5 la de blanditos; 10 la de campeones. Se recomienda esta última) Cómo no. La de blanditos íbamos a elegir… si somos (casi) todos de Bilbao…
- Visita a un hayedo. ¿Así, sin más explicaciones? ¿Y se supone que tenemos que saber por cojones lo que esto significa, aunque no tengamos el master oficial en Bricomanía?
- Recogida de nueces para la cena. No sé por qué, pero por un momento me he sentido como los osos aquellos que recolectaban gummy-bayas y me ha dado como nostalgia, ya ves tú…
- Bocatas en el monte para los veinticinco. Hombre, por fin alguien se para a comer. Que no todo iba a ser sudar y correr, ¿no? Estooo… ¿quién dices que carga con ellos?
- Recogida y visita a una cascada. ¿Cómo? ¿Y la siesta? ¿No se contempla? ¿Tenemos que hacer la digestión sobre la bici, con lo que duele el trasero después de tanto sillín?
- Vuelta en bici hasta el pueblo a comprar las provisiones para la cena. Le veo lagunas a este plan … como no nos metamos los morunos, chorizos, pancetas y demás vituallas de la barbacoa en el culotte, mal lo vamos a transportar hasta la casa rural que, os recuerdo, está a 15 kms cuesta arriba.
- Llegada a la casa, duchas y preparación del fuego de campamento. Qué fuerte. Un deyavú. Estoy teniendo un deyavú. Esto es lo que hacíamos con las monjas cuando íbamos de ejercicios espirituales y teníamos que cantar alrededor de la fogata aquello de “yo tengo un gozo en el alma, ¡grande! y en mi ser, aleluya gloria a Dios…” Nunca pensé que me vería en otra igual.
- Al terminar y tras recoger los bártulos y platos, nos ponemos manos a la obra para ayudar a los dueños de la casa, que tienen el sótano inundado por las lluvias "monzónicas" de días pasados. Para ello, comenzaremos con las zanjas y su murete de contención, para terminar con el achique y barrido de zonas anegadas. Ya. En plan “me monto mi propia presa, fácil-fácil y divertido”, ¿verdad?
- La mañana del domingo la dedicaremos a la práctica de piragüismo en el lago cercano. Hombre, cercano, lo que se dice "cercano"… si a 28 kms le llamas “cercano“… Imprescindible llevar bañador y zapato de goma. Yo de eso no tengo (nunca he tenido, quiero decir), así que os espero mejor en la casa y voy preparando el aperitivo. Generosa que es una… Al lado de mis comentarios, alguien ha escrito a boli verde (esa ha tenido que ser Elvira, no conozco a nadie más que use boli verde para enfatizar sus palabras): ¡Y yo! ¡Y yo! ¡Yo me apunto a todo lo que está en rojo, quiero decir!

Angelico… es tan intrépida como la menda.
Si ya me lo decía mi santo: que tenemos de aventureras lo que Angelina de bizca.
¡Cero patatero!

Y yo que pensaba mazarme durante 48 horas seguidas…
¡Pero cualquiera se sube el Tourmalet cargado de kalimotxo! ¡Con lo que pesa!

No me digáis que, así leído, no es como estar viviendo vuestra peor pesadilla…

4 comentarios:

Cheli dijo...

Ufff...solo de leerlo ya estoy cansada, estresada.....mejor me quedo en casita tranquilita...je je!

Elvis dijo...

Ya me gustaría a mí saber hacer gimnasia Sueca...o Rumana. O hacer gimnasia con una Sueca... o con una Rumana... Pero sin sudar, que da grima.
Besos.

A. Sandler dijo...

lo del hayedo no tiene desperdicio..pero qué clase de amigos tienes tu? Con amigos así pá que buscarse enemigos!

Tres pasatiempos opcionales:
- campeonato de flanes. el que come más gana! Claramente una prueba de fondo.
- Bimbo en 40 seg. A ver quien es el guapo que se come una rebanada de bimbo A PALO SECO (sin agua) en menos de 40 seg. Prueba de velocidad. Ya digo que es imposible.
- Cata de Gintonic's: adivinar qué ginebra es entre una selección de 5 diferentes. Esta es una prueba rollo gimkana.

A pasarlo bien!

Jo T. dijo...

Y tienen tiempo para respirar y abrir/cerrar los ojos o tampoco? XD

Quizá también te interese...

Related Posts with Thumbnails