Pincha +1 si te gusta el blog... ;-))

martes, 2 de noviembre de 2010

Cayendo en lo de siempre

“¿A quién va a usted a creer? ¿A mí, o a sus propios ojos?”
-Chico Marx-



Pues efectivamente.
Creedme a mí: soy mucho más de fiar que los ojos de según qué personas…

Personas como, por ejemplo, mi amiga Carlota, que se presenta en mi oficina andando como John Wayne tras bajarse del caballo después de 3 días a pleno sol y sin crema anti-rozaduras, con sus pantobillos (forma rápida y discreta de denominar a la masa cárnica informe que une de forma inmisericorde la pantorrilla a los tobillos) convertidos en un tubo enorme de goma que, por lo que cuenta, es la envidia de su urbanización y parte de la de al lado.

Lo que mi amiga lleva (arrastra, más bien) entre el metatarso plantar y el fémur se llama “bota Hunter”, pero ella lo pronuncia con acento de Wisconsin y suena parecido a “jánterbú”.

No doy crédito a este dislate visual.


Porque Carlota no es bajita. Mide su buen metro setenta y cinco.
Pero os juro que, vista desde mi mesa, pareciera adoptada por David el Gnomo y su familia.
¡Qué efecto óptico más desgraciado y abyecto! Juraría que el reborde de la bota le roza la ingle… además, tienen que olerle los pies (y los tobillos, rodillas y demás zonas medianeras) a requesón casero… Si lleva eso puesto desde primera hora de la mañana, con los 22 grados Celsius que tenemos en la oficina, ¡tú me contarás!

Pero si esto ya nos lo enseñaban nuestras madres desde la cuna: “zapato de goma, sudor que te asoma”. ¿Quién dijo que la moda fuera práctica? ¡Nadie en su sano juicio, hombreporfavorrrr! Te venden la moto de que lo lleva la familia real inglesa, Sienna Miller o Kate Moss y todas caemos cual pichonas…

Pero hay que saber leer entre líneas… a nada que te fijes un poco en las fotos de las revistas, ¿dónde llevan este tipo de calzado?
¡Pues en el campo, mujer-de-Dios!
¡En pleno barrizal!
O en festivales de pantaca-cagao de esos, tipo Woodstock, pero en moderno… Vamos, lo que viene siendo “pal campo” (que no el “country”, que eso es otra cosa, no confundirse…)

Tú pregúntale a cualquier aldeano qué lleva para ordeñar las vacas cuando llueve a mares… ¡botacas de gomaca!

Eso sí, la goma de estas botas (qué tendrá, me pregunto) debe rondar los 50 € el metro zurcido, o así…

Ayyyyy si esto no es ser fashion-victim, que baje Dios y lo vea…

A lo que iba, que Carlota viene a verme para invitar a la pandilla a su casa de la sierra, para pasar un finde “de chicas” y olvidarnos de las preocupaciones mundanas.
Genial.
Pues pongamos fecha…

- En noviembre y diciembre, imposible, que se han pedido la casa mis cuñados y no está disponible- me empieza diciendo con su agendita en la mano.
- Bien, pues miremos a ver si en enero…
- ¡Tampoco!- me dice rapidito. Empieza la temporada de esquí y va toda la familia. No nos dejarían tranquilas…
- ¿Y cuándo dices que acaba la temporada de esquí?- pregunto toda ignorante.
- Allá por Abril, con suerte…
- Ya, pero este año la semana santa cae muy tarde, así que en Abril va a estar complicado…
- Pues veamos Mayo… hmmmm… ahhh, que es la Comunión de mi prima y la celebran allí, no puede ser…
- ¿Junio, quizás?
- Hmmm… vete mejor a Julio, que hay bodas y aniversarios pendientes y suelen celebrarlos en Junio.
- ¿Julio? Si la mitad de la cuadrilla está de vacaciones en Julio y la otra mitad en Agosto…- le recuerdo a la ociosa de Carlota, que vive en la inopia en lo que a calendario laboral se refiere…
- Pues sólo nos queda Septiembre, porque mis cuñados se la han pedido de nuevo en noviembre y diciembre del año que viene…- me dice toda impertinente.
- Pues lo veo fatal, con el comienzo del curso escolar, la vuelta al curro y demás historias…
- ¡Vale! ¡Haber empezado diciendo que no quieres ir y así acabábamos antes!


¡Qué cachonda!…se pone a invitar, luego no tiene días… ¿y la culpa es mía?
Es como si yo os invito a mi casa en las Bahamas y …
Ahhh, no, esperad, ¡que no tengo casa en las Bahamas!
¡Uy, qué tontaaaaa!

Pa mí que está cabreada por el recocimiento podal...
En fin, un caso…


______________________________________________________

Postdata aclaratoria: no es que se me haya pasado publicar nada durante el día de ayer, por mucho que juréis que “ésta viene a publicar día sí-día no”; ni es cierto que me lo hubiera tomado festivo después de tanta calabaza revenida… es que una es muy original y ha decidido publicar todos los días pares del año. Siendo ayer día 1, y recordando un poco las Matemáticas de primaria, notaréis rapidito que no aplicaba… Sin más.


11 comentarios:

cactus girl dijo...

A mí me parece que sí, que son bonitas, pero nada prácticas para el día a día si no sales en "Granjero busca esposa".

Con la moda hay que tener un pelín de sentido común. Hay que tomar de ella lo práctico, lo que te siente bien y lo que tenga sentido usar.

No me veo yo con las botitas estas en ninguno de mis momentos "sociales" del día..

Pero bueno, que tiene que haber gente pa tó..

bichito dijo...

Yo lo de la moda cada día lo entiendo menos, solo hay que mirar las sandalias que se han llevado este verano, cerradas del talón hasta el tobillo o incluso un poco más, anda....o las trasparencias en invierno, que manda huevos, te ponen los maniquis con unas bufandas kilométricas y con cincuenta vueltas a la garganta y luego una camisita toda finurria con una chaqueta que te daría frío hasta en verano, no me joas...

Por cierto, que bueno lo de tu amiga, si no quiere que vayáis para que pregunta, digo yo.

Anónimo dijo...

Pero que bueno, la moda es una dictadura, es adictiva y se hacen muchas tonterias en su nombre.
Por otro lado las botacas de agua son eso, de agua y se puede uno popner algo inspirado en ellas, pero las degoma goma solo son para cuando llueve, mucho.
Un beso.

Fer dijo...

Bueno,lo de tu amiga Carlota me suena al tipico, a ver cuando vais un dia a mi casa y os invito a comer !!!!... Joder, pon dia y fecha que allí estoy, mira este o esta (que en ambos sexos se da la cosa). Un dia les cogere la palabra y me presentare con la servilleta colgada al cuello y con un cuchillo y un tenedor en cada mano...

La Perfida Canalla dijo...

Esas botas son infernales ¡¡te lo digo yo!!
Un saludo coleguita

Pi dijo...

Pues yo tengo unas botas botas de esas tan rebonicas.. Son marrones con pelillo por dentro y se llaman botas de ingeniero. Las usaba para currar. Dejé de ponermelas el día que salí al campo y cuando me di cuenta estaba la bota derecha encajada en el barro un paso por detrás de mi pie derecho encajado en barro.

Cheli dijo...

Es que hay gente que solo por estar de moda, ya esta!!!

AiRaMeR dijo...

A mí las botas de goma me gustan... pero me gustan verlas en los demás, la verdad que a esta nueva moda no me he apuntado y eso que he visto algunas en los escaparates que me han llamado mucho la atención...
Respecto a lo de la casita... jajaja que le vas a hacer?? reirte y ya está jeje
besos

InforMODAte dijo...

eyy está fenomenal el blog. felicidades. un saludo desde Informodate

odalis dijo...

las negras de esta temporada de Trucco son geniales,bonitas,comodas,no son toda goma y encima tienen un precio estupendo...
Así q solo escribes en dia pares... vale,vale...

Coccinellidae. dijo...

Chica pues lo que digo yo en mi post de tallas y modas...que lo que se lleva ahora es lo que llevaban los niños en los ochenta, al menos yo recuerdo llevar botas de goma como esas...pero para la lluvia claro. Y digo como las hunter porque las tienen estampadas y de colores, porque las que llevaban los adultos para ir por el prado embarrado eran verdes kaki(ta). Y sí lo veo una cagada, tienes que acabar el día con los pies oliendo a camembert recocido en la bolsa del carrefour en un día soleado de agosto. Y ¿has visto esas sandalias de verano que cada vez se parecen mas a las botas de invierno?
Saluditos!!

Quizá también te interese...

Related Posts with Thumbnails