Pincha +1 si te gusta el blog... ;-))

jueves, 18 de noviembre de 2010

Revival


Cada vez que recuerdo la sensación, se me encoge el alma.

Desprenderte del abrigo, sentarte con cuidado en la silla frente a cuatro pares de ojos que te contemplan en busca de la más mínima “pelusa” que enturbie tu imagen. Y, de pronto, como salida de la nada, ahí la tienes: la tercera teta.

Y todo por culpa de esa hombrera desubicada que, haciendo alarde del libre albedrío y como guiada por un impulso con vida propia, se coloca en el lugar menos indicado con tal rapidez que ríete tú del acelerador de partículas.

Ya sé, ya sé: te has percatado ipso facto. Pero, créeme, es demasiado tarde…

Porque toda la concurrencia ha sido testigo mudo de esa prótesis con velcro que asoma sobre el sujetador y sonríe bravucona. Tus manos la arrancan del borde de la blusa y la llevan al bolso (y pensar que crees haberlo hecho disimuladamente… pobre…) y los ojos del personal corren a mirar el hombro derecho, por si su prima-hermana se arranca por peteneras y decide suicidarse lanzándose también al vacío, por solidaridad con el complemento izquierdo.

De modo que te encuentras sentada, inclinada hacia el lado huérfano de guata, intentando mantener una compostura despareja que no hay Dios que disimule ni justifique. Casi-casi peor que cuando se le cayó a mi amigo Satur el par de calcetines-hechos-bola por la pernera del pantalón hasta el suelo (calceto blanco, para más inri) en pleno discurso de agradecimiento por su fiesta-sorpresa de cumpleaños. Y cómo rodaban por la pista los jodíos… Quién le mandaría…

Bueno, pues eso, que parece que vuelven las hombreras y yo no duermo por las noches por este revival tan chusco.

Mira que no me importaría tanto que resucitaran las medias de amebas o los bombachos-piratas, ¡incluso los panties-cristal!, pero las hombreras… hombre, por favor, ¡qué mala idea! Con la adicción que me gasto yo con estas almohadillas… ¡si he llegado a ponerme tres pares sobre cada hombro por culpa de mis clavículas-caídas!

¡Me opongo una y mil veces!
Quede constancia.

Confieso: en el año 88, me cosí un par a la camiseta del pijama porque decidí que Hello Kitty tenía una carita como tristona y, con esta ayuda, mejoraba más que con un lifting de urgencia. Y las cosí tras varias noches encontrándome las hombreras bajo la cama o en el cajón de la mesilla (¡!). Si es que tienen vida propia, que os lo digo yo… ¡cualquier día se organizan y controlan el mundo! No podemos dejar que vuelvan y se reproduzcan al tuntún. Sería el fin del buen gusto... yo no hago otra cosa que repasar mis fotos de los ochenta y pienso: ¿quiero esto de nuevo para mí y, lo que es peor, para mi pobre hija?

¡Que no, hombre, que ni hablar!
¡Que es verme con el cardao en semi-tupé, las medias de rejilla, las chapas de acid house y mis súper-hombreras a lo Buzz Lightyear y echarme a llorar de la desesperación que me corroe!

¿Cómo me dejaban mis padres salir así a la calle y no me daban dos tortas para que entrara en razón? ¿Quizá porque mi madre llevaba también su par de hombreras bajo la camisa, sujetas con las tiras del sujetador?

Pues menuda herencia espantosa que legar a una hija…


12 comentarios:

Mafalda dijo...

1-. Vamos a ver. Llevo 10 años riéndome de aquellos 80 y cacareando que qué horror esos pelos, esos vestidos, esos colores y esas HOMBRERAS y ahora me he quedado sola y resulta que son lo más y todas mis compañeras de vida les encantan?

2-. Cómo es posible que con 27 años vaya a Zara y diga "esto me suena, en mis tiempos mozos llevaba las plataformas ahora me parecen horrorosas" y le tenga que pedir a la dependienta pofavó "deme unos vaqueros normales rectos y por la cadera, que no cintura por el sobaco y tobillos por la rodilla" como MI MADRE?

Acaso me he hecho mayor?

La reina de la miel dijo...

Suscribo punto por punto, oiga. Hace un tiempo yo también recordé a mi manera esos adminículos infernales de los 80, véase...

Esthertxu dijo...

Mafalda: definitivamente te has hecho mayor. Enhorabuena y bienvenida al club!!! juajua
No te rías tanto de los ochenta, que me da en la nariz que no es que los tengamos a la vuelta de la esquina, no... es que están en plena efervescencia!!!
Por cierto, me imagino la cara de la dependienta de ZARA... la pooooobre....

La reina de la miel: me temo que la sensación agónica de la hombrera-errante, por lo visto, la hemos sufrido casi todas en silencio (al estilo hemorroide)... si es que éramos tontas, de verdad te lo digo!!!
Y espérate a las medias-cristal. Yo estoy temblando desde hace años... sólo de imaginarme llevando (de nuevo) cuatro pares de medias en el bolso para cambiármelas en una mañana (aprox) por los desgarrones, se me pone a llorar la libreta de ahorros y no hay quien la consuele... al tiempo!!!
Besotes a las dos y gracias por pasaros!!!

Alber dijo...

En los lejanos 80 y principios de los 90 (en la EGB, vamos) algunas de las niñas de mi clase llevaban hombreras...en la camiseta para la clase de gimnasia!! Claro, estas chicas nunca pusieron mucho interés en ser estrellas del deporte, se limitaban a trotar un poquito (sin sudar, claro esta) y como mucho mucho, pasarse una pelotita. Y claro, con hombreras en el chandal, como que saltar el potro y hacer abdominales no queda nada elegante, que va...

Ya que nos ponemos en plan Revival...os imaginais que vuelven esos zapatos con lengüeta que se llevaron en el Pleistoceno!! Preferire ir descalzo y clavarme cristales!!

Esthertxu dijo...

Alber: zapatos con lengüeta???
Expláyate, por Dios, que me has dejado tuerta!!!
¿Te refieres al castellano de toda la vida de Dios???
jajaja es que me meo con vuestras cosas.... aquí, cada loco con sus fobias, di que sí!!!
Y respecto a eso que cuentas de las hombreras en la camiseta de gimnasia.... ehhh..... (no sé cómo decirlo, peeeerooo...) a qué colegio dices que ibas??? juajuajua a ver si era yo la que no saltaba el potro porque no se me descolocaran los velcros...
No digo más, que luego todo se sabe...
Un abrazooooo

CMQ dijo...

Yo hallé la vacuna total antihombreras, la solución absoluta a mi adicción, el día en que "ÉL" me miró, observó con toda la seriedad y serenidad de que fue capaz la hombrera que viajaba alegremente por mi espalda (sí, esas malditas es que eran muy suyas, unas veces se iban por delante y otras por detrás) y me dijo: "¿se puede saber para qué lleváis esas cosas? son horribles!". Desde ese mismo momento, nunca mais!!! Y ya se pueden llevar, ya, que paso, que me niego, que ni en broma. NO NOS MOVERÁN!!! jajaja
Un besito.

bichito dijo...

Yo es que la moda no la entiendo, ¿y los pitillos? que no le quedan bien ni a dios???? Buah, al final no se con que nos vamos a tener que tapar.

Yo tampoco soporto las hombreras.

Incara dijo...

Como digo siempre en este tema, hombreras + pendientes XL preciosa combinación, como si fueramos todasfernando alonso, sin cuello...

Ana dijo...

Dios, no quiero que vuelvan las hombreras, que tengo trauma T.T ¡Cómo odiaba las blusas esas con hombreras! Lo peor es que un día, viendo fotos, aparecía en una con una de esas blusas y mi padre soltó: "pero qué guapa estabas". Y luego me riñe por llevar la falda demasiado corta, no lo entiendo...
¡Besos!

Mafalda dijo...

oye oye oye, los pitillos no me los toquen. tiemblo el día que desaparezcan, que todavía se encuentran pero cada vez se ven menos. Los sustituyeron por los leggins esos...
Y yo me haré mayor, pero al menos he asumido que el culo celulítico y las piernicas esmirriadas no va con la licra apretujada. Que muchas más mayores no caen en la cuenta.
Y los leggins de floripondios de colores? por favoooor.
y me da igual criticar como una vieja de ochenta. veo muchos noes ultimamente!

Themila dijo...

Ojo!! que no solo de los 80 revive la moda ésta actual. Que está tambien muy inspirada en los 90 y eso me encanta. Lastima que hay tanta hombrera horrorosa. Pero soy feliz rescatando ropa... eso si, una hombrerucha no me pongo yo que parezco los de LOCOMIA.

Kobal dijo...

Creo que he sido de los pocos que no he llevado hombreras. Aun me acuerdo de esa pasajera moda y lo ridícula que me parecía.

Quizá también te interese...

Related Posts with Thumbnails