Pincha +1 si te gusta el blog... ;-))

jueves, 2 de junio de 2011

¡Ese plato huele a rancio!


Alguien me dijo hace años que no había convite que se preciara sin su correspondiente cocktail de gambas.

Ahora lo pienso y me da la risa.

Ese plato ha quedado tan “demodé” como los estilismos de la duquesa de Alba.

Es más, si algún día me presentara en un bodorrio, en el que me topara con algo parecido a unas (escasas) gambas descongeladas, perdidas en una copa de cristal, abrazadas a unas tiras de lechuga que les impiden nadar en un mar de salsa rosa, creo que me entraría tal ataque de risa que me tendrían que sacar de allí a rastras.

“Comida viejuna”, lo llaman algunos de forma acertada.
Pues yo añadiría “rancia y apolillada”, porque la mayoría de estos platos, que eran el súmmum de la elegancia allá por los ochenta, han tenido muy mal envejecer.

Y si no, a ver, que levante la mano el que se pediría una Crema Parmentier tal día como hoy, si lo viera reflejado en la carta de su restaurante habitual.
Nadie, ¿verdad?
Ese nombre tan rimbombante y desafortunado no es otra cosa que un puñado de puerros pasados por el chino. Aunque, dicho así, pareciera un manjar divino de difícil elaboración.
Como el lenguado “a la Menière”, que lo considera antiguo hasta mi abuela.

¿Y la salsa Orly, rebozado ideal de cualquier plato? Ahora los modernos lo llaman “tempura”. Pero, vamos, es la rebocina de toda la vida de Dios. No le demos más vueltas…

Lo que me deja muerta es el apartado “postres”.
La tarta al whisky, sin ir más lejos, me parece una aberración.
A ver, o comes tarta o bebes whisky, pero todo junto es un auténtico engendro culinario. Que ya me imagino a la parienta:

- Ambrosio, fistroooo, ¿yastás otra vez con el whiskolaaa?
- ¡Que no, pesada, que estoy tomando un trocito de tarta!
- ¿Tarta? ¿Eso es tarta? ¡Pero si tienes el plato lleno de hielos!
- Ehhh… es que la notaba un tanto caliente y así se enfría un poco…

Del estilo del helado de ron con pasas, vaya, que me parece otro “quiero y no puedo” para los alcohólicos. A mí que me lo aclaren: ¿eso qué es? ¿Es alcohol? ¿Es fruto seco? ¿Un lácteo, quizás? Además, ¿le gusta a alguien? ¿Quién decidió que el maridaje perfecto del ron eran las uvas, y además “pasas”? ¿Y por qué no, por ejemplo, el huevo duro, o los espárragos trigueros? Puestos a elucubrar barbaridades, todo vale, ¿no?

Pero el premio especial al postre olvidado más incomprendido se lo lleva, sin ningún género de duda, la comtessa.
Ese bocado de dioses que nadie pronuncia igual.
Nunca sabes si el cateto eres tú o tu primo, que le ha llamado toda la vida “costessa” y se ofende entero si le corriges en pleno restaurante.

Porque no nos engañemos. Esto provoca auténticas batallas espacio-temporales.
A mí siempre me viene a la mente el clásico abuelo-sonotone gritando al camarero-jovenzuelo:

- ¡Oiga, zagal, ¿me pone una condesa?!
- ¡Claro, abuelo, ahora mismo! ¡Uy, qué mala suerte, se me han terminado! Sólo me quedan marquesas… ¿le sirve?
- ¿A que te doy un bastonazo?
- No se ponga violento, hombre. Si quiere le traigo otra cosa.
- ¿Qué tienen?
- Ehhh… déjeme ver… helado de té verde, tarta de wasabi o fruta de la pasión.
- ¿Y un plátano no podría ser?
- Pues no. Si quiere le traigo un Activia…
- ¿Para que me cague en tu puñetera madre?
- Pero señor…
- ¡Un carajillo, ea! ¡Que ese nunca me falla!

Angelicos… si es que viven confundidos y atrapados entre saltos generacionales…

12 comentarios:

Themila dijo...

Aiii jai jai jai jaii. La "contesa" que nos pedíamos de peques mi hermano y yo. Lo que me he podido "de reí". Ains.
Tienes toda la razón con lo del Coctail de gambas. Creo que no había vuelto a escuchar el nombre desde hace años. Supongo que desde la última vez que lo comí en alguna boda o fiesta en Navidades, allá por el pleistoceno.

Genial la entrada de hoy!! :D

llamameloca dijo...

Oh Dios Mio!!!
Con lo que me gusta(ba) a mi el "Cóctel" de gambas. Y que me sigue gustando oiga!!.
Lo único que yo ahora lo llamo "picadillito" con gambas y me lo suelo comer entre dos rebanadas de pan de molde.
Vamos que pico fina fina la lechuga, la cebolla y unos cuantos "palitos de cangrejo" de esos rosas y blanco, le pongo las gambas, y la mayonesa y tengo relleno perfecto para un sandwich...

Y que nunca se me había ocurrido pensar en que hasta la comida pasa de moda... Me rio mucho con tu blog.

P.D.
También me encantan los "aderezos" en forma de viñeta que le pones a tus entradas.

Mafalda dijo...

Buah! Reíros, reíros. Pero esto es como la moda ochentera de las hombreras y la lycra. Iiiiihhhggg.

Hace años todos estábamos de acuerdo que era un error y ahora resulta que yo soy una antigua y sin idea de moda.

A mi que no me quiten la Princesa de los congeladores del Mercadona (en su defecto la copia argentina cuyo nombre no atino a acordarme) y cualquier cosilla con gambas me la zampo sin rechistar, que "tamos en crisis" y para mi eso es un manjar.

Por cierto, te faltó el San Jacobo (yo también leo el Comidista para inspirarme para la cena). A ese lo miro yo con grima...nunca me calló del todo bien.

Mafalda dijo...

nunca me caYó del todo bien.

Fer dijo...

Jajajaja !!!... genial como siempre Esthertxu !!!... Ni se me hubiera pasado por la cabeza que las recetas culinarias envejecieran, ya ves... Hace poco estuve de comunión, y adivina... ¡¡¡ Coctel de gambas de primero !!! jajajaja... pero a mi, me gustan ;)

Un besin

Odalis dijo...

Ande va parar!!!! un cocktail ( q hay q hablar finolis pa ir de enteraus) de gambas en plena era de la "tortilla deconstruida con mousse de pirimini" es mas q prehistorico y demodé .... con lo bien q iba una con la tortilla patatas de toa la vida... y lo q decís, un cóctel de gambas solo se probaba en las bodas mas fashionables...

apple dijo...

Que razón tienes, el cóctel de gambas hace años que ha desaparecido, pero he de reconocer que a mi la contessa me sigue gustando, me recuerda a cuando era pequeña y me encantaba esperar que se derritiera para comerme las láminas de chocolate.

semilla dijo...

Y ¿que me dices del "bicuit glacé"? pues yo puse en mi boda las dos cosas, cóctel de gambas y biscuit y es que fue totalmente ochentera....

A. Sandler dijo...

ojito con meterse con el Gran Crocanti! Me encanta. Reconozco que es antiguo pero prefiero pensar que es un clásico...

Babunita dijo...

Pues mamy debe ser una viejuna, porque hace casi todas esas recetas, el coctel de gambas con sus palmitos, lechuga y su salsa rosa caserita ¡¡es que noy sábado que no se lo cene...!! mamy hace la vichisua, que todo el mundo le pide como "vichisuas". La tarta al wisky, no porque a mamy no le gusta el wisky... pero la hace ¡¡al bourbon!! ¡será petarda! y también hace otras comidas viejunas como el quiché, la sopa de cebolla. eso oigo yo que a mi no me dejan probar casi nada humano, yo, pienso y más pienso... ¡¡con lo bien que huele el cocktel de gambas ese!!

Lady tea dijo...

Oye.. pues yo ahora mismo me comía una contessa/condesa o consessa de esas pero vamos.. de una sentá.
jajajajajjaa

kira permanyer dijo...

que risa!!!!!!!!!!!! pues es verdad, pero algunos platos siguen estando ricos, les llamen como les llamen. Lo de la comtesa/contesa/codesa es muy divertido!!!!!!!!!!

Quizá también te interese...

Related Posts with Thumbnails