Pincha +1 si te gusta el blog... ;-))

martes, 28 de junio de 2011

Cosas que me vuelven loca...

- Hacerme las uñas por la noche y acabar con las sábanas marcadas en ellas. ¡Y eso que me quito horas de sueño esperando a que se sequen! Pero nada, oye. Se me queda tatuada hasta la "vainica" de la bajera.

- Ir a la pelu a hacerme "un completo" y que me pille la tormenta del año a medio camino de casa. Ya sabes, en ese punto de no-retorno en el que casi mejor seguir bajo la lluvia, ya que la opción es volver patrás y empezar de nuevo el largo camino de baldosas amarillas. Y como que no...

- Gastarme una pasta en las revistas de los miércoles y que cualquier "lista" se lea el Cuore por encima de mi hombro, ¡permitiéndose incluso opinar sobre el modeli hortera que luce Beyoncé en la sección de "las peor vestidas de la semana"! No, maja, no... vas al kiosko y te gastas los euros, como la menda. Pa gorronear, a casa de tu madre, bonita...

- Que me vendan un billete de avión sin asiento asignado (gracias, Ryanair. ¡Qué gran avance social el vuestro!) y me trague una cola de media hora de pie para que me metan en un autobusillo que consigue parecerse al desembarco de Normandía a pie de escalerilla. Y es que allí hubo pisotones, arañazos y mordiscos de la gente más variopinta para pillar ventanilla. Moraleja: no hagas cola; llévate mejor las Adidas. Está más que comprobado: los asientos de emergencia (ya sabéis, esos con el doble de espacio para tus posaderas y demás complementos corporales) los acaba ocupando Usain Bolt y su familia. No hay como correr cual gamo adelantando a los de los trolleys reventones. Qué arte...

- (Siguiendo con esta temática viajera) Pagar el suplemento de maleta (gracias de nuevo, Ryanair, por ayudarme a ajustar el presupuesto familiar de forma radical) y darme cuenta en mis propias carnes de que he sido la única pringada en pasar por caja, ya que resto del pasaje de cabina ha conseguido meter, cual caracol en época de muda, toda su casa y parte de la del vecino en un cómodo carrito de 30x50x20 que, por cierto, tengo que calentar entre mis muslos durante la hora y media de vuelo, ya que el compartimento superior está ocupado por los chalecos salvavidas de la tripulación, y, mira tú qué suerte, no ha aparecido el dueño cuando la azafata ha preguntado "de quién es este bulto, a ver de quién es, última vez que lo pregunto". Una auténtica pena que la operación bikini esté dando sus frutos y, de toda mi fila, los únicos muslos con perímetro compatible con semejante mamotreto fueran los míos. Si veis la cara de alivio del Demis Roussos que me habían puesto al lado...

Y a vosotros, ¿qué os enajena hasta decir "basta"?

10 comentarios:

Key dijo...

A mí me pone mala mi universidad... tener (algunos) profesores que no saben nada ni me dan clase porque no les apetece, y que luego me piden que haga proyectos que ni un equipo de Microsoft ¬¬
Y casi nunca me pinto las uñas, pero cuando lo hago también me quedo pegada a todo xD

Laura dijo...

Si, eso de pintarse las uñas por la noche es malo. O cuando por ejemplo me echo crema en los pies, suena el teléfono... y no me puedo levantar a cogerlo ¬¬
Un beso y suerte con tu blog ;)
Laura

AM Editorial dijo...

A mí me ataca ir en el metro con las marujas asesinas despellejando a la compañera no presente sentadas enfrente, el grupito de adolescentes sobrehormonado dando grititos tontos entre magreo y magreo en la puerta de al lado, la pareja irritada con el niño chillón dos asientos más allá... y, sobre todo, los jetas que se sientan al lado y se te recuestan, como si tú fueras un cojín de su casa.

Por poner un ejemplo...

Un abrazo!

Jan Berg dijo...

A mí me subleva ese personajillo que tarde o temprano te encuentras en el transporte público y que se empeña en contarte su vida, que en nada te interesa, y encima, no contento con eso, pretende que tú le cuentes la tuya. Y bueno, qué decir de los melómanos que creen hacer un bien a la humanidad compartiendo la música de sus móviles u otro dispositivo con todo el vagón, poniéndola a toda tralla queramos o no los demás...

Mr. Rific dijo...

Siempre he considerado a Ryanair como "El Alsa de los aires", pero incluso el Alsa tiene clase supra... en fin, a pesar de todo ¡viva el low cost! :D

Oficina dijo...

A mi me pone mala la gente q no te da ni los buenos dias al entrar en la ofi pero te piden hasta en matrimonio, siempre q sea gratis claro, los q entran y te empiezan a contar q son familia de fulanito de tal, de toda la vida de aqui y q si yo soy de menganito o de tabanita de tal de la calle tal.....y ya lo q peor me pone son lo q nosotros llamamos "mondongueros" q son la gente del pueblo q se ha ido a trabajar fuera y q a los 15 dias ya viene con el acento del norte, de Madrid o de Cataluña y q vienen de vacas y te los encuentras quejándose de todo, q si todo es más caro aqui, q no se puede aparcar, q si el campo tiene paredes, etc......se nota q trabajo en turismo y q se acerca la temporado fuerte??? jejeje

Babunita dijo...

Uy, Yo no soporto a dos personas, cada vez que las veo, ladro como una condenada... mamy silva y tose dicéndo ¡¡¡pero que te pasa Babu!!!

Valeria dijo...

A mi lo que más me molesta es la gente que no hace bien su trabajo. Por ejemplo, cuando vas a una oficina y te atienden de mala gana o no te atienden porque están ocupados poniendose al tanto con los últimos chismes, hablando por el móvil, jugando, chateando o haciendo todo menos su trabajo. ¡¡Por dios, si para eso les pagan!! Yo no pido que den más, sino simplemente que hagan lo que tienen que hacer, en los tiempos que corren, donde hay miles sin trabajo deseando tenerlo, que otros que lo tienen trabajen de mala gana, es ofensivo. Vergüenza debería de darles.

Valeria dijo...

A mi lo que más me molesta es la gente que no hace bien su trabajo. Por ejemplo, cuando vas a una oficina y te atienden de mala gana o no te atienden porque están ocupados poniendose al tanto con los últimos chismes, hablando por el móvil, jugando, chateando o haciendo todo menos su trabajo. ¡¡Por dios, si para eso les pagan!! Yo no pido que den más, sino simplemente que hagan lo que tienen que hacer, en los tiempos que corren, donde hay miles sin trabajo deseando tenerlo, que otros que lo tienen trabajen de mala gana, es ofensivo. Vergüenza debería de darles.

Esthertxu dijo...

Bueno, bueno, bueno... veo que no soy la única con sus manías y sus fobias. Alentador...

¡Gracias a todos por pasaros y por confesarme vuestras más oscuras obsesiones!

Un abrazo colectivo.

Quizá también te interese...

Related Posts with Thumbnails