Pincha +1 si te gusta el blog... ;-))

viernes, 24 de septiembre de 2010

¡Vete a ayudar a tu madre!


Qué rabia me da que esté yo tan tranquila, aparcando mi coche como Dios (y el profe de la autoescuela) me dio a entender, a mi ritmo y sin agobios, y de pronto aparezca el clásico señor sabelotodo que viene a hacerte la vida más fácil y te empieza a indicar.

- A ver, maja, que así vas mal… ¡gíralo todo o no entras!
- Ehhh… gracias, gracias- suelo empezar yo- pero ya me apaño sola.
- ¡Pues no, no te apañas, porque como sigas así, vas a golpear la rueda con el bordillo antes de tiempo y no te va a dar el giro, bonitaaaa!
- (Bajando la ventanilla para que el hombrecillo no se desgañite) Deje, deje, que si hace falta hago otra maniobra, pero váyase tranquilo, que siempre lo consigo.
- Lo dudo. ¡Dale, dale ahora, gira todo y písale, que no viene nadie!
- ¡A ver, que ya me esmero yo sola, no me ponga nerviosa, por favor!
- ¡Tira, tiraaaa! ¡Pero chiquilla, pal otro laoooo!
- (mierdamierdamierda) Ya vooooyyyyy
- ¡Bieeen, bieeen, más, gira todoooooooo!
- ¿Así??? (Estoy por hacer todo lo contrario de lo que me indica, a ver si me deja por imposible)
- ¡Vale, endereza!
- Ya está. Muchas gracias.
- ¡No, no, ahora recto y lo dejamos elegante!- me insiste agachado y como a punto de sacar el tiralíneas para comprobar su obra maestra.
- No importa, si ya está bien…
- ¿Qué va a estar bien? ¿Te lo aparco yo, chata?

A eso podríamos llegar. Con la suerte que yo tengo, fijo que me lo estampa contra el kiosko y se da a la fuga.

Pero él no se separa del guardabarros, oye. Menos mal que no soy malpensada (en exceso), porque tiene pinta de querer saltar entre las ruedas para simular un atropello y forrarse a costa de mi seguro.

Una vez, por culpa de un borrachito (esto lo supe después, cuando me bajé a contemplar el cuadro-mañanero y me di cuenta de que su aliento me quemaba las pestañas) dejé el coche atravesado, casi perpendicular a la acera, diría yo. Encajadito entre un banco y una papelera por culpa de sus indicaciones etílicas. Al principio, le iba a decir que sí, que me lo aparcara él y que yo volvía en un par de horitas a recogerlo (lo mínimo que le iba a llevar sacar mi coche de donde estaba), pero al notar la ráfaga de vino agrio que salía de su boca, me lo pensé mejor y me pegué el empacho yo solita, por miedo a que me robara hasta el cenicero para costearse el Don Simón. Acabé agotada de tanta maniobra…

¿Y qué me decís de esos otros que se quedan callados, como anclados al bordillo, mirándote fijamente y negando con la cabeza mordiéndose el labio inferior? Que tú te apeas del buga tan orgullosa y te dicen: “¡cuidadito al bajar, fitipaldi, que tienes unos 500 metros hasta la acera, avispá!”… Qué salaos, ¿verdad?

¿Pero por qué me tienen que indicar si yo no he pedido ayuda a nadie?
¡Por Dios, si he llegado a ver gente saliendo del bar de enfrente sólo para ver cómo aparcaba y ayudar en los aspavientos!

¿Tendré carita de desvalida?
¿De tonta?
¿De despistada?
¿De inútil, directamente?

13 comentarios:

Ojizarka dijo...

ODIO (si, con mayúsculas) las indicaciones en el coche!! yo conduzco cmo kiero y puedo, y no me meto cn nadie, así q tol mundo a callar cnd la nena coge el volante! he dicho!

PD: se nota q este tema me tiene un poquito escaldada, no?

un besoteeeee

La gata dijo...

Joder, yo también los ODIOOOOOOOOOO. Si nadie les ha preguntado ni pedido ayuda: pa' qué coño insisten en dar indicaciones?? Es que te hacen sentir inútil!! Y siempre es un señor de cierta edad indicando a una persona joven y siempre de sexo FEMENINO. A un tío aunque sea lo más torpe del mundo, como es HOMBRE, no le dirán nada, no...
Por qué, Dios mío, por qué???
El coche es mío y lo aparco como quiero, hombre ya!!!

En fin, yo historias de éstas, tengo para un libro... o un blog.
Besos

Leia Organa dijo...

Jooo, yo aparco taaan mal tan mal que a mi ni siquiera se me acercan! Deben darme por imposible... hasta ahora creía que era una pena eso de aparcar mal; gracias a ti veo que es toda una ventaja... por lo menos no me ponen nerviosa!

Rose dijo...

Ay, estos maestros liendre que de todo saben y de nada entienden!!!, no los soporto, que se vayan a dar clases a la Universidad del Conductor, con Farruquito de Rector, ajjjjjjjjjj, no puedo con ellos. Paciencia hija, Feliz finde

Ana dijo...

¡Qué coraje! Me da que yo no sería tan educada como tú y le soltaría alguna bordería para que se dejara de tonterías, lo que nos faltaba...

Nieves dijo...

Pues yo una vez o dos he llegado a irme sabiendo que a saber cuando encontraré otro hueco pero preferí dar vueltas a seguir los consejos de esta gente porque la verdad es que me dan un poco de miedo y además es que cuando me dan instrucciones conduciendo mi mente se bloquea y al final mi cuerpo hace lo contrario que me dicen creo que me pasaba hasta cuando me estaba sacando el carnet cinco veces hice el examen

Ester dijo...

Y digo yo, si el profe de la autoescuela nos ha enseñao a aparcar así, quien eres tu para llevarle la contraria,listillo¡
Ayyy, me pasó a mi algo parecido con un segurata resabido de esos, yo creo que a las 3 semanas de sacarme el carnet, me ponen mala, me identifico totalmente contigo, ufff, que paciencia....

Gabiprog dijo...

Si ya me lo dice la suegra... Mucho ayuda el que no molesta!

:)

La Perfida Canalla dijo...

El ultimo que me indico me dijo y cito textualmente:
"Oztia nena!!! Aparcaz como una mala beztia!!!"
(Y conste que fue gracias a sus mágicas e inoportunas indicaciones...)
Un saludo coleguita!!!

Negrevernis dijo...

Jejeje... ¡Mi padre da indicaciones a algunos desde el balcón de su casa! (un tercero).

Ojizarka dijo...

Te dejo un premio en la felicidad escondida :) muaaa!

Kobal dijo...

Lo que pasa que hay mucha gente que les gusta eso de “ayudar a aparcar” para asi poder despellejarte con tu falta de capacidad una vez que te bajas del coche.

Lulu dijo...

Diossss, como me enervan los energúmenos que se creen que las mujeres ni sabemos aparcar, es para contestarle: "caballero, ¿le he dicho yo a usted que está infringiendo todas las normas del buen gusto al vestir con esas pintas que me lleva? pues eso, que si yo soy capaz de callarme por educación, haga usted lo mismo".

Quizá también te interese...

Related Posts with Thumbnails