Pincha +1 si te gusta el blog... ;-))

martes, 14 de diciembre de 2010

Más que dos carretas


- Ehhh… Paqui, cielo, no es por fastidiar, pero… ¿qué es eso que llevas ahí?
- ¿Ahí? ¿Dónde?
- Pues ahí. Ahí mismito. Lo que viene siendo en el pecho…
- No llevo nada. Lo de siempre.
- No. Lo de siempre, no. Tú nunca has tenido las tetas como dos cocos.
- ¿Redonditas?
- No. Arrugadas y peluditas, no te jode
- No se lo digas a nadie, pero es que me he metido un poquito…
- ¿Que te has “metido” qué? ¿Algodón? ¿Calcetines? ¿La toalla de la playa?
- No, idiota. 500 gramos de silicona “per cápita”.
- ¿¡Qué me estás contando!?
- Lo que oyes. Pero ha quedado sutil, ¿verdad? Dudo que nadie se dé cuenta.
- Fijo, fijo… con suerte, todo Dios habrá perdido la vista esta noche y nunca repararán en tu recién adquirido melonar… y una cosa: si no quieres que nadie se dé cuenta, ¿para qué demonios te lo has hecho?
- Uy, pues para mí misma.
- Ya, ya… claro, para ti misma. Porque si te ponías un suje relleno de papel higiénico… ehh… ¿te avergonzabas de ti misma ante el espejo? ¿Es eso?
- Algo así…
- Estás fatal. ¿Y cómo te sientes? ¿Duele?
- Un poco, la verdad. Bueno, en realidad, me tiran los puntos cosa mala…
- Te está bien empleado, por tonta. Mira que meterte en un quirófano así, al buen tun-tun, sin necesidad alguna…
- Pues ahora que lo dices, tengo pendiente sacarme las muelas del juicio y no me atrevo por miedo a que me hagan una escabechina. ¡Qué gracia!, ¿verdad?
- Sí. Tronchante... ¿Y te apañas bien con tu nueva anatomía?
- No. Lo llevo fatal. Cada vez que alargo el brazo para coger un vaso, tiro media vajilla al suelo. No calculo bien y me las engancho por donde paso. Y, para rematar, no me veo los pies desde aquí arriba. Esta mañana, me han tenido que avisar las compañeras de la oficina de que me había puesto dos zapatos de distinto color. Paso unas vergüenzas que pa qué te cuento…
- No, si todo son ventajas, ya veo…
- Y porque no he empezado con la sección “ropa”, que si me pongo a largar por esta boquita, te echas a llorar…
- ¿Y eso?
- Pues porque no me vale nada. No entro en ninguna camisa y los jerséis se me quedan como “estallados” en la zona ecuatorial, no sé si se me entiende…
- Perfectamente, cielo, perfectamente… ¿y qué solución le ves?
- Pues teniendo en cuenta que me he dejado los ahorros en la mesa de operaciones y, por tanto, ni soñar con renovar mi armario, pues tendré que buscar alternativas de bajo coste.
- ¿Por ejemplo?
- Chica, no sé… meterle un añadido en la axila o ponerle unos broches donde se me haga el agujero, pero algo tendré que inventar… y luego está el problema de los malabares...
- ¿Para llegar a fin de mes?
- ¡Qué va! ¡Para no dejarme los morros en la gravilla! Porque voy desequilibrada por el sobrepeso delantero y tiendo a frenar con los dientes cada vez que me esmorro… ¡una gloria, esto de operarse!

Visto lo cual, no hago más que repetir al viento: “Virgencita, Virgencita, que me quede como estaba”…


16 comentarios:

bichito dijo...

que fuerte, la verdad es que no entiendo como se operan las mujeres el pecho, una cosa es que seas plana cual tabla de planchar a otra muy diferente aumentar tu anatomía. No le veo ninguna ventaja, ni ahora ni nunca. Para mi es más importante que no se "descuelguen" a que sean voluminosas, que quieres que te diga.

Larrey dijo...

La foto es de lo más sugerente...
Ah, ya está en marcha la V Edición del concurso de Suspiros de El Trastero:

http://eltrasterodelaimaginacion.blogspot.com/2010/12/el-tiempo-vuela-y-aqui-estamos-otra-vez.html

odalis dijo...

uy uy uy.... miedo me estas dando... yo me saque la ultima muela del juicio y mira como lo pasé.... crees q ahora me dará por lo de los pechos????... virgencita virgencita ...q ya tengo un buen culete !!!... aunq... igual equilibro ...jajajaja

ESPIDO944 dijo...

Buenisima entrada!!!!...es la pu..realidad!!!

Rose dijo...

Jajajajjaaj, una nota de humor para seguir en la semana. Gracias.

Ojizarka dijo...

Madreeeee q percal!!!
Si es q pasar por un quirofano sin necesidad es de las cosas más absurdas q veo!!!

un ratón dijo...

La entrada como siempre genial, y más verdad que un santo tienes, y la foto muy buena.

Amalita dijo...

Todo problemas, lo que yo te diga.

Un saludo

http://seleneluna1987.blogspot.com/

estonoesunblogdehistoria dijo...

jajaja!
y no ha mencionado los problemas de espalda por el sobrepeso!

Cheli dijo...

Pobre chica!!!!


Besos.

limón dijo...

Si es que la naturaleza es muy sabia (y la genética un poco joputa').

Muaks!

La Queli dijo...

Y si se las dejaron bien puestas, ni tan mal, que se ven por ahí unas escabechiñas tremendas. La gente tira de quirófano rapidamente pensando que les va a solucionar sus paranoias... y termina siendo lo contrario. Qué lástima !!!

Besucos.

Ana dijo...

Muy bueno, la foto me atrapó, mejor imposible,jeje
Paso lista a los comentarios y remarco lo de la espalda. Los problemas que tiene que dar ese sobrepeso...

Manzana de caramelo dijo...

Que suerte que la naturaleza me dio gratis aquello por lo que otras pagan...

besitos de caramelo

Mamalis dijo...

Pufff que perezaaaa!!! Yo esque soy fan de las tetas pequeñas aunque bien puestas, los grandes melons me perecen incomodísimos! Aunque despues de mis dos partos se me han quedado un poco escuchimizadas,así que a lo mejor me animo y me las coloco, aunque me da tanto miedo que pa mi que se quedan como las casas colgantes de Cuenca, total pa que están los sujetadores?

Kobal dijo...

Jajajajaja Eso pasa por no pararse a pensar en las consecuencias de añadirse “plástico” en ciertas partes de la anatomía.

Quizá también te interese...

Related Posts with Thumbnails