Pincha +1 si te gusta el blog... ;-))

miércoles, 22 de diciembre de 2010

El que espera desespera...

Odio las musiquitas de espera.
No puedo con ellas.

Desconozco qué tipo de mente enferma es la que pergeña el plan brillante que consiste en torturarte escuchando al teléfono una música zulú con tambores de la sabana de fondo, mientras un coro de masais te canta ua uuuu uaaaaa uuuuu a tres voces cacofónicas enervantes.

Hay que ser mala persona y tener un gusto musical peor que el del mismísimo Camilo Sesto. Si yo sólo quería pillar hora en el dentista, por favor… Pues nada, oye, otro año más sin hacerme la revisión y que sea lo que Dios quiera, pero yo no me trago los cinco minutos de repertorio ni borracha, eso lo tengo clarinete

Y quien habla de las melodías al teléfono, habla de las que suenan en las oficinas y salas de espera de cualquier pelaje. Que hay cada una…

Oye, por cierto, una duda que siempre he tenido: ¿Por qué esa querencia a pinchar Kenny G en los ascensores? Es que no falla. El elevador del notario al que suelo acudir por trabajo tiene siempre enchufado el sonido del saxofón empalagoso del Kenny este… bueno, que digo yo que será Kenny, porque como no conozco a nadie más que se gane la vida tocando ese instrumento tan soporífero… Me pasa como con María Jesús (la del acordeón, como su propio sobrenombre indica), que me da la sensación de ser la única persona con autoridad para tocar los pajaritos al acordeón (valga la redundancia) sin que le partan la cara.

O como cuando oyes un piano interpretando una balada de Scorpions (por poner). Que todo el mundo salta: ¡anda, ese es Richard Clayderman!, ¿verdad?

Y te habrás quedado calvo…

¿Pues quién iba a ser, alma de cantarus? ¿Acaso conoces a algún otro con la valentía suficiente para perpetrar semejante crimen musical?
Bueno, sí, ya sé: Ramoncín arrancándose por Nirvana… que ya hay que tener cuajo… (Dios de mi vida, si tiemblo sólo de recordarlo…), pero ese no cuenta, por impresentable.

¿Por qué esta moda de desollar los oídos de la gente hasta dejárselos en carne viva?
¿Tan malo sería que el silencio les acompañara en esos minutos de espera? ¿Tan aberrante?

¿Creéis, de verdad, que hace más compañía un tío despepitándose a mil decibelios con un machacón Pan-Pan Americano?

¿Dónde quedó el buen gusto? ¿Y la compasión?
¿No dice el refrán que tu libertad acaba donde empieza la mía?

Pues aparta el culo y vete a poner reggaeton en tu casa, majete, que de esta raya pacá, mando yo…

10 comentarios:

Isa dijo...

A mí me soliviantan especialmente las versiones instrumentales para hilo musical de temas de los Beatles...

Ahora, el saxo no es soporífero... es Kenny G el que es insoportable.

Fer dijo...

Yo en estos momentos me quedo con la musica del traqueteo de las bolitas de la suerte chocando entre si en los bombos, el cantar de los niños de San Ildefonso y el tam tam de mi corazón, sonando por la esperanza de que este año nos toque un buen pellizquin para tapar agujeros.. ;)

Esthertxu dijo...

Pero no era más probable que nos partiera un rayo que oír cantar a los niñitos de San Ildefonso el número que guardas en la cartera, Fer???

Isa: Lo de las versiones instrumentales de los Beatles a mí también me deja tuerta... Aaaay, si John Lennon levantara la cabeza...

semilla negra dijo...

Pues cuando llamo a la jefa siempre, siempre suena la misma que no se ni cual es ¡la odio!y encima me toca hablar con la jefa.....yo estamparía todos los reproductores...

Manzana de caramelo dijo...

Entre eso, y los que van con el movil sin auriculares amenizando a todo el vagon del tren o el autobus...

Besitos de caramelo

limón dijo...

Te entiendo. Yo en estas fechas me veo incapaz de estar más de 20 minutos en un centro comercial, vayas donde vayas oyendo villancicos cutres de Raphael, argggggggggg.

Muaks

Fer dijo...

Ja ja ja !!!... me has pillado. Pero una cosa es la lógica aplastante y otra cosa distinta, la ilusión de que toque. Mira la tipa esa de la administración de Alcorcón (Madrid), la Mejicana, se llama... En fin, de salud andamos bien, gracias ;)

Drywater dijo...

Es que es muy jodido eso de rellenar el silencio de los contestadores, llamadas en espera, salas de espera... aunque en un viaje en coche el conductor nos puso chistes de Arévalo, y desde entonces todo me suena a la música de los dioses.

Un saludo

Kobal dijo...

A mi me produce una ulcera escuchar ciertos hilos musicales y aun mas las músicas cuando estas a la espera. Muchas veces termino colgando la llamada del hartazgo que me da.

Aumento Mamario dijo...

Cuanta razon tienes, el tema amerita un post y muchos mas... las musicas de espera de las empresas a las que llamas para quejarte y tardan 10 minutos en atenderte son las peores.. por que te lo hacen para que cortes... ahora en una de las empresas a las que llamo te dicen.. aguarde por favor.. salta una musicota y a los segundos gente hablando.. haciendo la propaganda.. lo que hace que te pienses que te volvio a atender el ascesor.. pero no.. y entonces no sabes cuando te atienden y debes tener la oreja pegada a ecuchar semejante barbaridad a todo blumen.. deberian poner la opcion.. si ud. no quiere musiquita para esperar. pulse *
muy bueno el post!!

Quizá también te interese...

Related Posts with Thumbnails