Pincha +1 si te gusta el blog... ;-))

martes, 23 de marzo de 2010

¡El negocio del siglo!

Estoy pensando en montar un negociete. Le he dado muchas vueltas y he llegado a la conclusión de que con cuatro cosillas que tengo por casa, puedo montarme en el dólar fácilmente.

Tengo varias ideas. Una de ellas está basada en el rollo este de los fascículos-ridículos que pululan por los kioscos de toda España. He llegado a ver colecciones de “dedales del mundo” o de “Mariquitas Pérez en miniatura”. Siempre me he preguntado qué tipo de encanto tiene esto. Te dan una oreja de la Mariquita la primera semana, una pierna la segunda, un ojo la tercera, y así sucesivamente. Al cabo de un mes, te encuentras por tanto con: una oreja, una pierna, un ojo y, pongamos, la uña del dedo anular izquierdo de la Mariquita Pérez en miniatura (haceos cargo del tamaño de esa uña). ¿Y ahora, qué haces? ¿Sigues comprando partes del cuerpo, en plan ahora me dan un mechón de pelo, lo siguiente va a ser el riñón derecho, me juego algo??? ¿O mandas esas piecitas a la mierda y vas a la juguetería a comprarte la muñeca entera? Menudo empacho, una muñeca de golpe, con sus tobillos y sus pestañas incluidos, ya no estamos acostumbrados, ¿eh?

En fin, a lo que iba. Que he pensado montarme un negocio, al que voy a bautizar “Cortycoles de tu niñez”. Sí. Aprovechando que mi madre lo guarda todo-todito, le he escamoteado un fajo de cortycoles que tenía abandonados de cuando la EGB en un arcón de casa. Ya ves tú qué estropicio le he hecho, si la mujer ni sabía que los tenía. Pero a mí me han dado la idea-del-siglo. Voy a ir vendiendo los fascículos estos semana a semana, ya verás cómo la inversión la recupero yo en 15 días. ¿De qué inversión habla ésta?, os preguntaréis, pues bueno, he tenido que entrar a escondidas en el trastero de mi madre y ponerme las manos negras de polvo acumulado hasta dar con algo vendible, así que esfuerzo ya he hecho y mi tiempo vale dinero. He pensado que voy a imprimir en la oficina unos cartones en los que ponga “Cortycoles de tu niñez-llévatelos a casa antes de que caduquen” y, hala, a vender que son dos días. Supongo que la peña dejará de comprarlos allá por la tercera o cuarta semana. Así que tengo suficientes. Si les veo animados, me hincharé a fotocopiarlos en diversos colores y seguiré con el negocio hasta que los nostálgicos quieran. La pura ley de la oferta y la demanda, como bien sabéis.

Otra idea que me surge es la de las bolsas reciclables. A ver, todos sabemos que ahora es pecado-mortal utilizar bolsas de plástico para hacer la compra. Pero si en la bolsa aparecen las palabras “fécula de patata-reciclable”, las señoras se lanzan en chombo a por ellas, porque les han dicho sus nietos que así cuidan el planeta y tal y cual. Vale. Agarro yo todas las bolsas que tengo hechas una pelota bajo el fregadero y, con unos rotus de mi hija (lavables en agua, así que en cierto modo, también son “ecológicos”, ¿no?) escribo con letras gordotas “Estoy hecha de patatas” y le añado un emoticón sonriente. Verás qué éxito. Me pongo a venderlas en la puerta del súper y ya tengo clientela asegurada. Si encima me llevo a mi hija “de acompañante” (no de vendedora, ¿eh? Que eso ya sé que está mal visto), voy a facturar más que el Hipercor en hora punta. No me digas que esto no es una mina.

Un último negocio que se me ha ocurrido esta mañana es el de los clips-abretodo. Tengo pensada hasta la cuña publicitaria, que será algo así como: “Si MacGyver podía, no vas a ser tú menos”. El set se compondrá de un cartoncito con dicha leyenda y un clip. Es que en la oficina nos sobran y no hago mal a nadie llevándome unos cuantos puñaos. Será algo parecido a esto:



¿Buena idea, eh? ¿O no os habéis roto cientos de uñas intentando abrir una puerta con las llaves puestas-por-el-otro-lado?

¡Ostras! ¡Lo que se me acaba de ocurrir! ¿Dónde tendrá mi “santo” guardadas las radiografías de su rotura de muñeca????? ¡Qué negocio, madre, qué negocioooo!!!!!

8 comentarios:

odalis dijo...

jajajaja...que buenooooo!!! estoy que apuesto contra mi cada mañana para ver sobre que has escrito...apuesto por casi todas las ideas...pero esta ni una vez la he pensado...
estoy ahora mismo debatiendome entre mi idea de abrirme un negocio de basura ( que mi "santo" [te he robao la palabra jeje] cada vez que tiene que sacarla dice la consabida frase " si vendieramos la basura q se hace cada dia en esta casa nos forrabamos") y el sentimiento de culpabilidad porq YO TB HE HECHO UNA COLECCION EN FASCICULOS jajajaja sipiripi nena...no se si recuerdas una de instrumentos musicales en miniatura...pues esa moi la ha hecho!!!!

♥ Ana ♥ dijo...

Ay lo de MacGyver lo compraría aunque sólo fuera por pura nostalgia porque me encantaba, enamoradísima que estaba yo.
Tienes buenas ideas de negocio jajaja, cualquier día desapareces del blog y a las Seychelles... a vivir.

Mujer a los 30 y tantos dijo...

Si encuentras un buen negocio y necesitas Socia, aqui me tienes, para llevarte la agenda y todo eso...g.g.gg

Esthertxu dijo...

Con la de trastos que acumulo en casa, cual Diógenes haciendo acopio para hibernar, os juro que puedo montarme un rastro en mi terraza que sería la envidia de cualquier anticuario que se precie.
Cualquier día, me lío la manta a la cabeza y monto el tenderete. Al tiempo...
Besos a todos!!!

Mo dijo...

Jajajaj lo de los cortycoles no sé yo si tendrían mucho éxito, pero lo del clip de Mcgiver... con eso te forras seguro!!!


Besosssssssss

Esthertxu dijo...

El secreto es diversificar el objeto de negocio...
Así, si por ejemplo sobreviene una crisis de fabricantes de clips, sigo con los cortycoles. O si estalla la burbuja de las bolsas de fécula de patata, tiro de clips...fácil-fácil, eh??? Estoy hecha una visionaria!!!

Sandra dijo...

Jajaja si es cuestion de echarle imaginación, ademas en tiempos de crisis cualquier cosa vale!.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Quizá también te interese...

Related Posts with Thumbnails