Pincha +1 si te gusta el blog... ;-))

viernes, 18 de marzo de 2011

Patrocinado por...

Estoy hasta las gónadas de los patrocinios de la tele.

Entiendo que todo es un negocio, que la publicidad es necesaria y que la financiación, hoy en día, es un tema peliagudo. Sí. Pero, ¿no podrían ser un tanto empáticos y pensar en los demás de vez en cuando?

En mí, en concreto… ya que estamos…

Porque ¿es o no es cierto que en el horario protegido de la tarde no te ponen anuncios de condones? ¿Y a que tampoco habéis visto anuncios de Jess Extender® en los cortes publicitarios del programa de Anachocha?
No, ¿verdad que no?

Veamos: por la mañana, los que más venden son los de Cofidis®, que se hinchan a prestar parné a las amas de casa bingueras (digo yo). O los de Indasec®, que tienen clarísimo su objetivo y saben cuándo y dónde encontrarlo.

Por la tarde, sin embargo, priman los anuncios de Actimel®, Kinder Bueno® y Chiquilín®, porque está la chavalería tomando nota frente al televisor y ya se sabe que son los que acaban manejando el cotarro de la economía familiar.

Pero por la noche… ¡ay, por la noche!
Por la noche es MI momento.
Mi sosiego. Mi paz. Mi reposo irrenunciable.
Es la hora bruja en que la tele se convierte en mi feudo y mi refugio.

Y no consiento, qué digo, no permito ni tolero que me lo amargue un cutre-anuncio de “chocolates Valor®”, metido con calzador a la mínima ocasión.

Hombre, por Dios, si a esa hora tengo hecha hasta la digestión desde hace dos horas.
Si eso del “placer adulto” me lo paso yo por el arco del triunfo.
Si tengo las transaminasas por las nubes, que me lo ha dicho mi endocrino…
…¿A qué fin me tienes que sacar a la maleducada esa que se relame en primer plano, con una lengua de medio metro, toda la bocota abierta y haciendo ruido al masticar? ¿Era necesario?

¿Tú crees que es de justicia ponerme un coro de pasteleros, con su gorro inmaculado y encopetado, dándole con primor a una espátula para conseguir meter medio litro de chocolate derretido dentro de una bolita de Lindt®?

¿Es esto humanitario? ¿Lo ves compasivo, tal vez?

Qué cojones… ¿No podría haberlo patrocinado Florette®, que te iba a poner igual la pasta sobre la mesa sin ofender a nadie? ¿O… quién te digo yo… el fiambre insípido ese de “El Pavo®”, que saca a una bailarina anoréxica bailando en mallas y feliz porque su jamón no tiene estrías? Y que conste que no me refiero a sus muslos…

¿Tan difícil es tener entrañas y saber utilizarlas?
¿Hay que ir de despiadado por la vida para vender una mísera tableta de chocolate?
¿Quieres que me presente en tu casa, en plena dieta a vida o muerte, comiendo a dos carrillos un bocata de foie-gras, Nocilla® y mantequilla?

¿Tú sabes lo que es salivar como un perro y no saber si lo que te cae sobre el pecho es baba o las lágrimas que te provoca la imbécil de la tele? ¿Lo sabes?

¡Qué vas a saberlo!
Ni te lo imaginas, ¿verdad?
Pues aplícate el cuento y ten un poco de compasión.

Que arrieritos somos y en el camino nos encontraremos…

15 comentarios:

Jill dijo...

A mí lo que me deja totalmente chafada son los anuncios a medio día, justo a la hora de la comida (pre, durante o post), en la que ONGs llenan los canales con anuncios... y se llena la televisión de niñitos muriéndose de hambre.

Y claro, tú te quedas mirando tu chuletón con una culpabilidad tal que te corta todo el hambre y las ganas de vivir. En ese momento me joden la vida.

Comentario patrocinado por Nestlé. :P

dale calor dijo...

La publicidad es un arte, consigue mover nuestro hilos internos, nos conmueve al igual que un cuadro espectacular, con la diferencia que una obra de arte triste nos saca las lagrimas, un cuadro alegre nos saca la sonrisa y el marketing nos saca nuestra vena consumista

saludos

http://dalecalor.blogspot.com

Ana dijo...

Es que es verdad, ¡qué razón tienes! Mira que veo poco la tele, pero siempre meten algún anuncio de estos con los que te quedas embobá y salivando... Y luego, claro, al frigorífico porque te ha entrado hambre, ¡no saben estos na! xD
¡Besos!
PD: Me encantan tus entradas, no me pierdo ni una jeje

A. Sandler dijo...

ánimos con tu dieta ;)

Leia Organa dijo...

Son unos insensibles, unos miserables, unos unos unos ... te comprendo perfectamente, lo mejor es ponerse una peli de lata y punto!

Ánimos con tu dieta, esa que empezaré yo encuanto PequeñoJedi salga de mi, porque me estoy poniendo enoooorme!

pseudosocióloga dijo...

¿Y lo dices tú, que nos tienes aquí con la báscula en primer término?....hay que joderse.

Fer dijo...

Aaaaaayyy !!!... como te entiendo amiga mia. Ando igual yo de operación ¿bikini?... ejem, bueno, ya me entiendes... Si ya es por si complicado, alejar las tentaciones de la nevera, de los chicos y mi mujer, comiendo a dos carrillos una jugosa tortilla de patatas, encima una vez te espanzurras en el sofa, más tortura... x Dios !!!

Pero podremos con todo, SEGURO !!!! ;)

Heimdall dijo...

Ja,ja,ja. Totalmente de cuerdo. :) Ja,ja,ja ;-)

http://javicrespo.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Como te entiendo, cuando nació mi segundo retoño hace 10 meses se le olvidó recoger los juguetes y me he quedado con 10 kilitos de regalo, agarrados con superglú, las noches en el sofá son muy duras...
Marta

NoSoySolterSoySingle dijo...

yo estoy en un momento parecido... trasladando el "inicio" de la operación bikini... y posponiéndolo un día tras otro... y es que tienes razón... veo chocolate en la tele... y automáticamente, abro la nevera... y así no hay manera!!! eso sí, a partir del lunes, puedo prometer y prometo... QUE EMPIEZO LA DIETA!!!

el Sr. Skywalker dijo...

¿Veis?
Han conseguido su propósito: que hablemos de los productos que anuncian.
Mi casa es un reducto del que nunca salen victoriosos los anunciantes. Está prohibido nombrar las marcas. Aquí no, en mi casa no mandan ellos, mando yo (bueno... y la princesa Leia, claro).
Así que, en vez de nombrar las marcas, decimos:
-Anakin, pásame el zumo de naranjas de la huerta recién exprimidas que son como tener tu propio naranjo en casa.
-¿Cuál, papá?¿El que no tiene azúcar?¡Azúcar!
- Es igual, voy a ver si me bebo un vaso de la chispa de la vida, o de donde va triunfa.

¿Ves cómo no les hacemos el juego a las marcas?

Manjo ExLibris dijo...

Nos saturan. Es horrible. Ni en la hora del tiempo nos libramos de que bombardeen con publicidad. Y lo peor es que, como dicen, aún hablamos de ellos aunque sea para quejarnos.
Un saludo.

Rocío dijo...

jajaj nooo no tienen ninguna compasión con esos anuncios!! Que pretenderán??? Que reflejada me siento ;) Besos

Manzana de caramelo dijo...

Ademas que si... te los ponen justo despues de la cena...para que te apetezca...que mala gente son...

Besitos de caramelo

Kobal dijo...

Por esa razón yo veo cada vez menos la tele, prefiero internet sin anuncios engorrosos.

Quizá también te interese...

Related Posts with Thumbnails